Estiramiento aductores: Mariposa adaptado

El estiramiento en mariposa en postura sentada implica una dificultad extra para una persona con mucha rigidez y es la incapacidad para sentarse bien en esta posición de piernas abiertas.

Lo más normal es que la pelvis esté girada hacia atrás por el acortamiento en la musculatura del muslo, quedando apoyado el trasero en las últimas vértebras de la espalda.

Con esta base es muy difícil enderezar la espalda y mucho menos relajar y descender los hombros, ya que estos quedan más alejados de los tobillos, por eso la crispación muscular es mayor y en estas condiciones es muy difícil estirar ningún músculo.

Una manera de adaptar la práctica de este ejercicio a las personas con menos flexibilidad puede ser sentándose sobre un objeto que tenga una cierta rigidez (una colchoneta doblada por ejemplo) para colocar su cadera en un punto más elevado que sus tobillos.

En esta posición va a resultarle más fácil sentarse correctamente porque no se fuerza tanto la flexibilidad de los músculos del muslo. Con la espalda ya derecha se puede centrar en el trabajo postural y de aductores sin crispar la musculatura.

Compartenos ....
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr


  • Cristina Estevez

    Hola, existe alguna diferencia si tomó de mis tobillos o desde mis dedos, porque me han comentado que al tomar de los dedos no es beneficioso para la articulación del tobillo.