Tipos de músculos según la disposición de sus fibras: Fusiformes y Penniformes

Introducción

La contracción de la fibra muscular produce el acortamiento del músculo y con ello la acción muscular, pero el rendimiento del músculo en el desarrollo de sus funciones va a estar determinado entre otras cosas por la manera en la que están dispuestas las fibras musculares dentro de él.

En este sentido las fibras se pueden disponer en la dirección del eje del músculo o con una cierta inclinación respecto a él, lo que va a influir directamente en la amplitud de los movimientos articulares y en la capacidad muscular de ejercer fuerza.

Morehouse estudió este particular y en sus conclusiones distingue dos tipos de estructura muscular:

Músculo  Longitudinal o fusiforme: Aquella en la que las fibras se orientan en la dirección del eje del músculo, formando husos de fibras que finalizan en los tendones, los cuales se ubican en cada extremo del músculo.

Músculo Penniforme: Es la estructura en la que las fibras se unen al tendón por un lateral, estableciendo un cierto ángulo con la línea de tracción, lo que se hace visible al adoptar la forma de una pluma.

Los músculos fusiformes

Cuando la estructura penniforme se repite dentro del mismo músculo en distintos lados del tendón tenemos disposiciones bipenniformes.

Los músculos fusiformes al estar dispuestos en la dirección del movimiento permiten un mayor recorrido para el acortamiento de las fibras, lo que se traduce en la posibilidad de realizar movimientos más amplios.

Es por eso que a este tipo de músculos se les denomine como músculos funcionales, ya que permiten la realización de movimientos más expresivos y de relación con el entorno (lanzar una patada, dar pasos largos, lanzar objetos, etc).

Los músculos penniformes

Los músculos fusiformes o funcionales aparecen en aquellas zonas del cuerpo humano en las que se precisan movimientos de gran amplitud, por ejemplo en las extremidades (brazos y piernas), las cuales describen amplios movimientos en el espacio para relacionarnos con él.

La amplitud de movimientos unida a la posibilidad de acortarse más, permite a los músculos fusiformes la realización de movimientos veloces, ya que existe un mayor recorrido para la aceleración de los movimientos, por lo que estos músculos están directamente relacionados con las acciones explosivas.

Por otro lado, el punto débil de los músculos fusiformes por así decirlo, es que no consiguen generar un gran nivel de fuerza, lo que nuestro cuerpo compensa con otros recursos.

Sin embargo, las estructuras penniformes, en todas sus variantes, tienen la virtud de conseguir un mayor nivel de fuerza, ya que consiguen concentrar un mayor número de fibras musculares en un espacio menor, a costa de ser más cortas, lo que se traduce en unos recorridos más cortos.

Por este motivo, este tipo de músculos no nos permiten recorridos muy amplios, pero son muy útiles para ejercer funciones de estabilización y sostén, por lo que son habituales en el entorno de las articulaciones para mejorar su protección y estabilidad, y en aquellas zonas en las que se precisa ejercer una mayor fuerza.

La estructura muscular del cuerpo humano combina con la máxima sabiduría los dos tipos de músculos, para garantizar así el perfecto funcionamiento de su aparato locomotor y capacitarlo para alcanzar una buena adaptación con el entorno, así como el máximo rendimiento en sus movimientos.

Compartenos ....
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr


  • ua ke intereranthe

  • Estudiante

    Muchas gracias! 🙂

  • juan sebastian caballero vargas

    que chebre porque aqui esta toda la informacion de este musculo

  • Anonimo

    Escribe bien pelotuda-.-

  • catalina

    esta imcompleto no dice donde se encuentra el musculo

  • julian esteban leon caro

    muchas gracias me sirvió la información