Los estilos de natación: Características comunes y diferencias

En el mundo de la natación, actualmente existen cuatro estilos oficiales de nado, que se diferencian entre sí por el tipo de gestos permitidos en cada uno para conseguir el desplazamiento.

Los registros mundiales conseguidos en las mismas distancias con cada estilo, reflejan unas diferencias claras en cuanto a la eficacia de cada estilo, siendo la fórmula del croll la más rápida.

Sin embargo, la variedad de estilos enriquece la competición de natación dada la belleza natural de los distintos estilos.

Si comparamos entre sí los distintos estilos, podemos encontrar no sólo los aspectos que nos pueden servir para distinguirlos entre sí, sino ciertos elementos comunes que reflejan los recursos que suelen funcionar a la hora de buscar un estilo de nado eficaz.

Así como hemos dicho antes, hay cuatro estilos oficiales de nado: Croll, espalda, braza y mariposa.

Todos ellos tienen en común las siguientes características:

1. El desplazamiento en posición horizontal (hidrodinámica), ya que es aquella en la que el cuerpo ofrece una menor resistencia al desplazamiento a través del agua.

2. La propulsión se consigue por una acción combinada de piernas y brazos.

En función de estos mismos aspectos, se establecen las diferencias, permitiendo agrupar los estilos en pequeños subgrupos que comparten alguna característica:

Así respecto a la posición del cuerpo, todos los estilos se ejecutan en posición horizontal, como se ha dicho antes, pero el estilo de espalda se diferencia de todos los demás al ejecutarse boca arriba, mientras que el resto lo hacen boca abajo.

Este aspecto es más importante de lo que puede parecer a simple vista, porque no sólo afecta a la visibilidad del nadador que no puede ver lo que hay por delante, sino también a la manera de respirar.

En el estilo de espalda, la cara permanece en contacto con el aire en todo momento por lo que el nadador no tiene que preocuparse de su respiración en relación con el agua.

Sin embargo, el resto de estilos mantienen la cara se mantiene sumergida en algunas fases del movimiento, lo que impide la captación de aire en dichos momentos. En este sentido el nadador se verá obligado a coger aire en las fases en las que saca la cabeza del agua.

Por otro lado, en cuanto a la propulsión, la acción de combinada de brazos y piernas puede ser de dos tipos:

Acción simétrica de brazos y piernas: Por simétrico se entiende que el lado izquierdo del cuerpo ejecuta los mismos movimientos que el derecho. Este requisito lo cumplen los estilos braza y mariposa (que a fin de cuentas surgió como una evolución del anterior).

La acción simétrica de los dos lados provoca la necesidad de que el tronco se articule en el plano medio para reforzar la acción y el recorrido de piernas y brazos, ya que el movimiento del tronco en los otros planos rompería dicha simetría.

Acción asimétrica de brazos y piernas: El croll y la espalda (que es una forma de croll) son estilos que se ejecutan con una coordinación cruzada de piernas y brazos, por lo que cada lado del cuerpo realiza un gesto diferente.

El tronco colabora también con el movimiento, pero en este caso con un ligero movimiento de giro del tronco (conocido como rolido), reflejado en el plano horizontal, que permite aumentar la amplitud de los movimientos y facilita la respiración del nadador (en el caso del croll).

Compartenos ....
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr


  • me encaanto sirvio de muchoo

  • es tan aburrido sussss informaciones y encima es muy corto

  • mee parece muy poca información

  • anonimo

    feo que horrible el articulo

  • Diskus

    buenooO me siervio un poco pero kisiera k le pongan mas imformacion esta pagina…

  • Rocio

    Me Sirvio No Mucho Pero Yo Digo Q Le Pongan Mas Informacio 🙂

  • Guest

    vos no sabes de natacion asique callate

  • lucerito

    kiers un testamento….ajjjj…los testamentos me dan sueño…

  • eduardo

    gmail.comhola