La vitamina C: ¿Para que sirve y donde podemos conseguirla?

La vitamina C es una de las más conocidas por su poder como antioxidante y por su acción activadora del sistema inmunológico. Pero la vitamina C tiene otras propiedades. Es una vitamina hidrosoluble, y esto le permite ser transportada por la sangre.

Su función principal es la de sintetizar colágeno para formar y mantener los tejidos conjuntivos (cartílagos, tendones y huesos).

Ayuda a la constitución de hormonas como la adrenalina, tan importante para el ejercicio y otras situaciones de estrés y de peligro.

Es muy útil para mejorar la absorción del hierro en el intestino (pudiendo acelerar este proceso de dos a cuatro veces).

Interviene en la regulación del metabolismo del colesterol, el ácido fólico y los aminoácidos.

Ayuda a cicatrizar heridas.

La vitamina C la podemos encontrar fundamentalmente en los siguientes alimentos:

Frutas cítricas: Naranjas, pomelos, fresas (es fruta ácida también), y el tomate (que para algunos, también es una fruta ácida)

Verduras: Hojas de verdura, el brócoli, los pimientos verdes y las verduras para ensalada.

Las patatas también son una buena fuente. Una sola naranja tiene la cantidad diaria recomendada.

– La leche, carne y cereales tienen bajo contenido.

Consecuencias de su deficiencia

La cantidad diaria recomendada la podemos conseguir consumiendo una sola naranja, por lo que con una dieta equilibrada rica en frutas y verduras, estaríamos cubriendo las necesidades mínimas, y no necesitaríamos preocuparnos en tomar ningún tipo de suplementos.

En sociedades avanzadas, en las que no hay problema con la fruta y la verdura no se detecta ningún caso de deficiencia, pero bien es cierto, que el consumo de ciertas sustancias, como el tabaco, aspirinas y los anticonceptivos orales aumentan las necesidades de esta vitamina.

El estrés también aumenta las necesidades de esta vitamina, ya que como se ha explicado antes interviene en la formación de adrenalina, una hormona que influye directamente en este tipo de sustancias.

La deficiencia de esta vitamina, puede derivar en escorbuto, una enfermedad que provoca el deterioro del tejido conjuntivo de la piel, tendones, cartílagos, y encías.

Esta enfermedad, puede manifestarse al cabo de un mes de carencia de vitamina C. Era una enfermedad muy habitual antiguamente entre los marineros, que se pasaban meses sin consumir alimentos frescos.

Los síntomas más característicos, serían el sangrado espontáneo de las encías, la rotura de vasos sanguíneos de la piel, retraso de la cicatrización, la aparición de calambres musculares y debilidad en general.

También puede aparecer anemia, pues como vimos anteriormente, colabora muy activamente en la absorción del hierro. Esto influye mucho el transporte de oxígeno a nivel de los glóbulos rojos, y por tanto en las actividades de resistencia.

La suplementación ventajas e inconvenientes

La cantidad recomendada como ya se dijo en otro capítulo, la podemos conseguir fácilmente mediante una dieta rica en frutas y verduras, tanto si se trata de personas sedentarios como de personas activas.

Como se dijo la vitamina C es soluble en agua, por lo que el exceso se elimina por la orina, y no produce consecuencias, aunque hay opiniones divididas entre los especialistas que lo han estudiado. Más abajo, hablaremos de las posibles consecuencias del exceso.

Los deportistas en cualquier caso tienden a suplementarse mucho. Según ciertos estudios, el rendimiento no aumenta entre las personas sanas que se suplementan.

Por otro lado, como el ejercicio es un elemento estresante, se recomienda tomar una cantidad mayor de la recomendada para compensar el desgaste. Pero esta cantidad extra podría venir de una mayor ingesta de alimentos ricos en vitamina C.

El suplemento de vitamina C por otro lado, favorece la aclimatación en ambientes calurosos.

Según ciertos estudios el exceso de vitamina C no ayuda a prevenir los catarros, aunque si ayuda a atenuar los síntomas.

Por su poder antioxidante, se la considera muy útil para prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, ya que por su capacidad para transportar oxígeno puede captar y neutralizar los nocivos radicales libres, a parte de combatir la formación de células cancerígenas en el estómago, que proceden de los nitratos de ciertos alimentos.

También ayuda a desintoxicar el hígado, y controla la creación de células cancerígenas en el estómago, que proceden del contenido en nitratos de ciertos alimentos.

Entre los posibles efectos secundarios del abuso de esta vitamina, podemos mencionar la posible aparición de diarrea y la reducción de la vitamina B12.

Puede producirse un exceso de vitamina B6, y una predisposición a sufrir dolor articular por gota, así como cálculos en el riñón.

Se habla también de un posible escorbuto de rebote cuando se deja de tomar el suplemento. El exceso de vitamina C, desarrollaría una enzima que tiende a destruir el exceso, y se mantiene activa durante un tiempo cuando se abandona el suplemento, por lo que sigue eliminando esta vitamina.

Compartenos ....
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr


  • smirna

    de verian poner otras frutas en la pag por ya todos la cono semos

  • yessebel

    podrian poner mas tipos de vitaminas donde se encuentran y para q sirven.
    en fn er para q ampliaran la pagina y así tener mas vitaminas en exposicion.les agradezco por su comprencion muchas gracias