La resistencia en el deporte: La necesidad de oxígeno en los esfuerzos

El aporte continuo de oxígeno es el elemento fundamental para el sostenimiento de la vida, pues como ya hemos mencionado en alguna ocasión, podemos perder la vida si no recibimos oxígeno durante 5 minutos.

La respiración en este sentido es uno de los procesos vitales fundamentales, así como el transporte y absorción del oxígeno por la célula. Pero el oxígeno no siempre se puede transportar a la célula en las cantidades que ésta necesita para desempeñar los esfuerzos.

En este sentido el cuerpo humano está adaptado para trabajar a pesar de no disponer en ese momento de todo el oxígeno que necesita, al menos durante un tiempo razonable.

De esta manera, el organismo dispone de distintas vías o caminos para producir la energía necesaria. La activación de una vía o de otra va a depender de la intensidad y la duración de los esfuerzos.

Así los esfuerzos de resistencia se pueden clasificar de cara a la planificación de los entrenamientos en función de si se trabaja con el aporte de oxígeno o en de este.

Los esfuerzos aeróbicos son aquellos cuya intensidad y/o duración permiten que la energía utilizada se consiga en presencia de oxígeno por lo que un esfuerzo aeróbico teóricamente se podría prolongar en el tiempo mientras las reservas de energía lo permitan ya que el aporte de este está equilibrado con el gasto.

Como la obtención de energía a partir del oxígeno es un mecanismo relativamente lento, en estas condiciones sólo podemos realizar esfuerzos de intensidad moderada y cuya duración sea superior a los tres minutos que es el tiempo que se tardan en activar los mecanismos aeróbicos de producción de energía.

Compartenos ....
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr


  • estudiante de 2 de secundaria

    mmm…no me quedo nada claro esta muy confuso…