Errores en natación: Sacar la cabeza del agua para respirar al nadar al estilo croll

Al nadar a estilo croll uno de los principales errores que suelen cometer los principiantes es el de sacar la cabeza para respirar. La respiración al nadar a croll es uno de las dificultades que tenemos que superar porque este estilo se nada con la cara sumergida.

Si sacamos la cabeza del agua estamos cargando el peso del cuerpo en las piernas que se hunden más en el agua, lo que aumenta la superficie del cuerpo que se opone al desplazamiento y nos frena en el movimiento.

En las siguientes brazadas al volver a meter la cabeza dentro del agua se tiene que recobrar la posición horizontal para recuperar la velocidad que se ha perdido.

Para solucionar el problema de la respiración en este estilo de nado se contempla girar la cabeza periódicamente para coger aire aprovechando el giro de tronco que acompaña al movimiento del brazo por fuera del agua.

En este sentido es esencial que el cuello se gire en prolongación al giro de la columna sin llegar a sacar la cabeza del agua, para permitir que la boca quede al aire libre y así tomar el aire necesario en un breve espacio de tiempo.

Es bastante complicado, especialmente al principio acostumbrarse a coger el aire necesario en este pequeño espacio de tiempo, porque normalmente tomamos todo el aire que necesitamos sin limitaciones y aquí tenemos que restringir esta toma a intervalos periódicos.

Se establece así un ritmo respiratorio en el que tomamos aire en una brazada y nos mantenemos dos, tres, cuatro, brazadas sin girar la cabeza para no frenar el desplazamiento, procurando hacer el intervalo lo más largo posible.

Cuando queremos coger aire lo único que tenemos que garantizar es que la boca salga del agua, para lo que no es necesario sacar la cabeza sino realizar un simple giro.

Compartenos ....
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr