Todo lo que no sabias de la cúrcuma y deberías saber

Compártelo con tus amigos

La cúrcuma es una especia aromática de color amarillo anaranjado. Se utilizaba principalmente en la cocina asiática aunque cada vez se está usando más en la gastronomía occidental. Ademas es un estupendo colorante que aporta un cierto sabor picante a los alimentos. El nombre de cúrcuma deriva del término Kurkum que en árabe significa azafrán. Al margen de sus cualidades como especia aromática, posee unas poderosas propiedades medicinales. Estas virtudes curativas son las que le han aportado una gran popularidad en los últimos tiempos.

La planta de la cúrcuma

Es una especia que se extrae de la cúrcuma longa, una planta perenne que pertenece a la misma familia del jengibre, a la familia de las zingiberáceas. Al igual que el jengibre, destaca por sus propiedades y beneficios. Existen varios tipos de plantas de cúrcuma, pero es la cúrcuma longa la variedad que tiene más propiedades medicinales. La planta es un arbusto con flores amarillas y blancas puede alcanzar el metro de altura aproximadamente.

Origen indeterminado y misterioso

El origen de la cúrcuma es difícil de ubicar. Se empezó a utilizar por las culturas orientales desde épocas muy remotas, y gracias al comercio se difundió su uso por diversos lugares. Muchos remedios de la Ayurveda hindú, y de la Medicina Tradicional China, utilizan esta especia. Así por ejemplo, llegó a Hawái de la mano de los antiguos polinesios, donde se conoce con el nombre de Olena.

En sus viajes por oriente Marco Polo la confundió con el azafrán. La cúrcuma y el azafrán tienen un color similar, pero sus propiedades y sabor son diferentes. En Asía se considera a la cúrcuma como “el azafrán del al mostrar un aspecto similar. También se utilizaba en la India como colorante para la lana hace más 2.500 años.

Composición milagrosa

En la parte subterránea se concentran sus propiedades medicinales, y es la parte que se procesa. Principalmente se utiliza el rizoma de la cúrcuma, que también se conocen como semillas, aunque también se pueden aprovechar las raíces.

Las propiedades medicinales de la cúrcuma derivan principalmente de su principal agente activo, la curcumina. La curcumina es un polifenol que aporta a la cúrcuma su color amarillo anaranjado.

Propiedades medicinales

Posee una serie de propiedades medicinales que le convierten en un poderoso aliado para el cuidado de la salud. Dichas virtudes ya se conocían en las culturas antiguas de Asia, especialmente en la India, desde hace miles de años. Algunas de las propiedades y beneficios de la cúrcuma son los siguientes:

Como antidepresivo

Durante siglos, la Medicina Tradicional China la ha utilizado en el tratamiento de la depresión. La ciencia moderna ha abalado las propiedades antidepresivas de la cúrcuma. Es un buen estimulante del sistema nervioso, que mejora la producción de serotonina y dopamina. Los niveles de estos dos neurotransmisores cerebrales disminuyen en las personas deprimidas.

Así mismo, contribuye al cuidado del cerebro, y se habla de su influencia en la prevención de enfermedades cerebrales degenerativas asociadas al envejecimiento.

Las enfermedades cardiovasculares

Gracias a su poder antioxidante, limita el deterioro del corazón.  También reduce el colesterol y los triglicéridos por lo que representa una buena ayuda para mejorar nuestra circulación.

Propiedades digestivas

Favorece la digestión estimulando la secreción de jugos gástricos y pancreáticos. También equilibra el PH del estómago y del páncreas, lo que ayuda a reducir la acidez. A nivel digestivo, nos ayuda a evitar la flatulencia. Sus propiedades carminativas facilitan la eliminación de los gases alojados en el intestino.

Beneficios hepáticos de la cúrcuma. Propiedades hepatoprotectoras

Es un buen protector del hígado gracias a la curcumina. Su efecto estimulante sobre la vesícula biliar facilita su vaciado y con ello la eliminación de piedras. Su contribución al drenaje hepático también favorece la digestión de comidas pesadas.

Y estimula la producción de un antioxidante natural, el glutatión. La mejora del funcionamiento hepático ayuda al cuerpo a metabolizar las grasas y así eliminarlas con más facilidad. El hígado queda protegido ante enfermedades como el hígado graso, la cirrosis, etc.

Propiedades antiinflamatorias

curcuma-propiedades

curcuma-propiedadescurcuma-propiedades

Nos ayuda a aliviar los dolores y a la recuperación de la flexibilidad de los tejidos. Es un antiinflamatorio sin efectos secundarios. Estas propiedades antiinflamatorias de lacúrcuma la convierten en un magnifico aliado para la protección de las articulaciones y las mucosidades.

Cúrcuma para adelgazar

Se especula respecto a las propiedades quema grasas de la cúrcuma. Puede ayudar a bajar de peso impidiendo el aumento de células de grasa. Reduce la cantidad de sangre que llega a estas células por lo que limita la división celular de los adipocitos.

También actúa como quema grasas en la pérdida de peso regulando los niveles de azúcar. De este modo previene la aparición de la resistencia a la insulina. Así contribuye a evitar la acumulación de grasa en el cuerpo, que puede derivar en diabetes.

Su influencia en la producción de bilis, hace que la cúrcuma contribuya a emulsionar la grasa, y así facilitar su metabolismo. La cúrcuma para adelgazar es también importante al facilitar el metabolismo de las grasas.

Otro aspecto en el que se pueda utilizar la cúrcuma para adelgazar es su influencia en la reducción del colesterol en sangre. Se está estudiando la influencia de la curcumina sobre el colesterol malo y sobre los triglicéridos en sangre. Esto es determinante para nuestra salud cardiovascular, y también para controlar la acumulación de grasa corporal.

Como tomarla correctamente

Respecto a cómo tomar la cúrcuma, se puede incluir en nuestros platos como una especia más. Es un ingrediente habitual de la gastronomía asiática, y se suele utilizar como colorante gracias a su intenso color amarillo anaranjado. De hecho, forma parte de la composición del curry, aportándole su color característico.

No suele formar parte de nuestras recetas, sin embargo se utiliza en la industria alimenticia como colorante bajo la denominación “E100”. En este contexto se utiliza como colorante en alimentos procesados como son las mantequillas, quesos, mostazas, etc.

Cómo tomarla para optimizar sus propiedades

Si queremos obtener el máximo beneficio de la cúrcuma nos interesa acompañarla con un poco de pimienta negra. La pimienta negra favorece la absorción de la curcumina gracias a la piperina. La piperina es el componente picante de la pimienta. De ahí que sea interesante combinar la cúrcuma con un poco de pimienta.

La cúrcuma también establece una alianza muy beneficiosa con la piña. La piña contiene una sustancia conocida como bromelina que tiene propiedades antiinflamatorias, al igual que la cúrcuma. La combinación de estos dos alimentos suma su efecto antiinflamatorio.

También se puede potenciar su efecto en combinación con otras hierbas aromáticas como pueden ser: romero, albahaca, orégano, comino, etc.

Recetas para su mejor consumo

Se puede utilizar como colorante, y para aportar un ligero sabor picante a los platos. Su efecto se percibe más por la nariz que por la boca por lo que es una especia muy aromática. En la gastronomía árabe se usa con muy buenos resultados en platos como el tajine de pollo, el cuscús, etc.

Y forma parte de la receta del curry, por lo que aquellos platos cocinados con curry, la incluyen en su composición.

Otra manera de consumirla: las cápsulas

Siempre va a ser más interesante utilizar la cúrcuma en polvo, o sus raíces crudas, que tomar suplementos de cúrcuma. Pudiéndose tomar en su forma natural, no sería necesario tomar suplementos de cúrcuma.

Lo importante en un suplemento basado en la cúrcuma, cápsulas,…; es la cantidad de curcumina que aporta a las cápsulas de curcuma. La curcumina es el principio activo fundamental de la cúrcuma, y con ello, el responsable de la mayor parte de sus propiedades y beneficios.

A la hora de escoger un suplemento de cúrcuma adecuado, también es importante que añada pocos excipientes o aditivos.

Por ello, la lectura de las etiquetas de los productos resulta fundamental. Y sobre todo, es imprescindible consultar con tu médico la conveniencia de utilizar algún suplemento de cúrcuma.

Contraindicaciones y efectos secundarios

curcuma para adelgazar y contraindicaciones

curcuma para adelgazar y contraindicaciones

El consumo se tiene que realizar con moderación porque su sabor es muy intenso. Por el momento no se le ha descrito ningún efecto tóxico a la cúrcuma, pero esta es una posibilidad que todavía no se ha descartado definitivamente. Por ello, tiene que tomarse con prudencia. Su consumo debería estar supervisado por un profesional o médico.

En algunas circunstancias, el uso de la cúrcuma está contraindicado. La cúrcuma presenta contraindicaciones para las mujeres embarazadas, las cuales deberían evitar su uso.

Así mismo, las contraindicaciones de la cúrcuma también afectan a aquellas personas que están aquejadas de problemas graves en la vesícula biliar. Como se ha comentado antes, aumenta la producción de bilis. La bilis utilizada se concentrará en la vesícula biliar pudiendo agravar sus problemas provocando una sobreactividad.

En caso de sufrir problemas de reflujos gástricos y esofágicos también habría que evitar consumir cúrcuma. Puede estimular la secreción de ácido gástrico, y esto puede empeorar la situación. Esta también es una contraindicación.

Guardar

Guardar


Compártelo con tus amigos

Más artículos interesantes