Usain Bolt. El dios de la velocidad en Beijing 2008

El joven corredor jamaicano Usain Bolt  ha causado una gran conmoción en los juegos olímpicos de Beijing 2008 al ganar la medalla de oro en las tres pruebas lisas de velocidad pura dentro de la competición de atletismo: 100 m.l., 200 m.l. y  el 4*100 m.l.

Esta hazaña que no se conseguía desde los juegos de los Angeles 1984, cuando el estadounidense Carl Lewis alcanzaba estos tres títulos unidos al de salto de longitud, no ha sido lo más llamativo de los juegos, ya que las ocho preseas áureas de Michael Phelps eclipsaron la atención en estos juegos, sino la consecución de tres records mundiales con pasmosa facilidad.

En las series clasificatorias Usain Bolt ya sembró una enorme expectativa al marcar unos tiempos suficientemente válidos para ganar la medalla hace no muchos años con enorme tranquilidad, dejándose llevar casi la mitad de la carrera.

Esta expectativa se sigue manteniendo tras la final, a pesar de haber roto la barrera de los 9.70 con un tiempo de 9.68 en un entorno de viento nulo, porque ha seguido dando la impresión de haberse abandonado en los últimos metros.

Tras la carrera, algunos especialistas extrapolaron a partir de los datos parciales de la carrera un posible tiempo inferior a 9.60 segundos si Usain Bolt hubiera corrido al límite de sus posibilidades pero esto se va a quedar en meras especulaciones de momento.

A continuación, Usain Bolt se enfrentó a la prueba de los 200 metros lisos en los que afianzó la victoria olímpica con un record mundial de 19.30 segundos realizados con un viento de -0.9, superando el estratosférico registro mundial de 19.32 que Michael Johnson atesoraba desde hacía doce años.

Por último, gracias a su participación como tercer relevista en la final del 4*100 m.l. el equipo jamaicano consiguió la medalla de oro y el record del mundo con un tiempo de 37.10 dejando en segundo lugar al equipo de Trinidad y Tobago distanciados casi un segundo de ellos.

Este enorme corredor de 1,95 metros de estatura hace pensar que los límites humanos todavía están por alcanzar en materia de velocidad, y con sus veintidós años recientemente cumplidos durante los juegos de Beijing 2008 tiene tiempo suficiente para seguir evolucionando como atleta y poder marcar unos nuevos registros mundiales.

Continuaremos …

Compartenos ....
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr