Lanzamiento del balón medicinal: La coordinación del impulso en el lanzamiento

El lanzamiento del balón medicinal es efectivo cuando podemos involucrar al mayor número de articulaciones posibles en el movimiento. El impulso sigue un recorrido de abajo hacia arriba y las distintas articulaciones pueden aportar algo de fuerza al lanzamiento si se encadenan sus acciones.

Las limitaciones las vamos a encontrar cuando alguna articulación bloquea el movimiento, porque este impulso se interrumpe y la fuerza del lanzamiento en este caso sólo va a depender de la acción de los últimos músculos que intervengan.

Por eso para entrenar esta prueba hay que combinar el trabajo aislado de cada zona para mejorar al máximo sus prestaciones con el entrenamiento del lanzamiento completo para integrar las mejoras.

Los bloqueos en el impulso van depender en algunos casos de una falta de flexibilidad y en otros de ausencia de fuerza.

En este sentido en cada articulación vamos a desarrollar el nivel de movilidad y flexibilidad para que los movimientos no estén limitados.

La musculatura hay que fortalecerla de una manera específica para que se pueda alargar mientras se contrae (contracción excéntrica). La contracción excéntrica nos va a permitir incrementar la potencia del movimiento al aprovechar la energía elástica que se ha acumulado en el estiramiento.

Los músculos también hay que acostumbrarlos a trabajar en esfuerzos explosivos para no lesionarse y para desarrollar el máximo nivel de fuerza.

En el impulso encadenamos una serie de contracciones excéntricas para formar un arco de fuerza y acumular energía elástica. El impulso deshace secuencialmente estas contracciones para encadenar un movimiento explosivo que incrementa su fuerza con la energía elástica que había acumulado.

Compartenos ....
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Tumblr