Símbolos olímpicos: Bandera olímpica, llama olímpica y medallas

Compártelo con tus amigos

En los juegos olímpicos tienen unos símbolos muy representativos que son la bandera olímpica, la llama olímpica y las medallas. Estos tres símbolos representan la simbología y la liturgia del espíritu olímpico en el intento de mantener una competición con carácter amateur.

Juegos Olímpicos: La bandera olímpica significado, historia y origen

La bandera olímpica se considera el símbolo principal de los juegos y como es de sobra conocido está dispuesta sobre un fondo blanco, que contiene un conjunto de 5 anillos de distintos colores entrelazados y dispuestos tres arriba (azul, negro y rojo, si se leen de izquierda a derecha) y dos abajo (amarillo y verde).

El Barón Pierre de Coubertin presentó su proyecto de bandera en el Congreso Olímpico de 1914, donde se aprobó como símbolo y bandera oficial del movimiento Olímpico.

El diseño de la bandera olímpica está cargado de simbolismo y su significado ha generado varias interpretaciones. Pero fundamentalmente la bandera olímpica trata de transmitir una idea de universalidad, buscando un estandarte que pudiera representar a todas las naciones unidas por esta sana competición. En este sentido, cada anillo representa a un continente del mundo y cada color nos sirve para diferenciarlos.

Bandera olímpica: significado de sus colores

Hay varias interpretaciones respecto al emparejamiento de los colores respecto a los continentes, y una de ellas consideraría que:

  • Azul  representa a Europa
  • Amarillo representa a Asia
  • Negro representa a África
  • Verde representa a Australia
  • Rojo representa a América

Por otro lado, este ideal integrador queda de manifiesto al considerarse que al menos uno de los seis colores de esta bandera siempre está representado en cualquier estandarte nacional.

¿Quien creo la bandera olímpica?

Según una publicación del COI en 1992, Coubertin se inspiró en una asociación deportiva francesa cuya bandera combinaba dos anillos (rojo y azul) entrelazados sobre un fondo blanco (los tres colores de la bandera francesa). Asimismo, también pudo recibir la influencia de Carl Jung, que consideraba el círculo como símbolo de continuidad y del ser humano.

Historia de la bandera olímpica

La bandera olímpica se izó por primera vez en Alejandría, pero se estrenó en los Juegos de Amberes 1920.

Desde entonces se han utilizado tres banderas oficiales:

1ª desde los juegos de verano de Amberes 1920 hasta los de Seúl 1988.

2ª desde los juegos de verano de Seúl hasta la actualidad.

3ª desde los juegos de invierno de Oslo 1952 hasta la actualidad.

El uso de bandera como el de todos los símbolos olímpicos está sujeto a un escrupuloso ritual. Una bandera olímpica gigantesca se iza en la ceremonia de apertura en el estadio principal y ahí se mantiene bien visible hasta el final de los juegos, momento en el que se arría en el ceremonial de clausura.

Tras bajarla el alcalde de la ciudad organizadora le entrega la bandera olímpica al Presidente del COI, el cual se la cede al alcalde de la ciudad que organiza los juegos siguientes para que la mantenga elevada en el centro de la ciudad hasta la celebración de los siguientes juegos. En este sentido, la bandera olímpica siempre ocupa un lugar destacado entre las distintas banderas nacionales.

Una segunda bandera olímpica se utiliza para el juramento olímpico de atletas y jueces. Además, un gran número de banderas olímpicas decoran todas las instalaciones relacionadas con la villa olímpica (zona residencial, instalaciones de competición, entrenamiento, etc).

Significado de los anillos olímpicos

Por otro lado, los anillos olímpicos figuran en las medallas regularmente desde los juegos de verano de Montreal 1976.

La función representativa de los anillos olímpicos se extiende también a los logos de los distintos juegos, así como a los emblemas de los comités olímpicos nacionales.

La llama Olímpica

La antorcha olímpica se empezó a utilizar en Berlín en 1936

La antorcha olímpica es otro de los símbolos característicos de los juegos olímpicos y es uno de los elementos rescatados de los antiguos juegos olímpicos.

Según la antigua tradición, se hacía arder una llama sagrada en el Altar de Zeus durante todo el tiempo que durará la competición.

El fuego olímpico se empezó a utilizar en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1924 y la experiencia se repitió de nuevo en los de Los Ángeles 1932.

Pero fue en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 cuando desde el Comité organizador se propuso la idea de encender el fuego en Grecia para transportarlo hasta el estadio olímpico transportándolo en una antorcha que se conducía por medio de corredores en una carrera de relevo. La idea fue aceptada y a partir de los Juegos olímpicos de Helsinki 1952 esta costumbre se institucionalizó.

La tradición consiste en encender la llama sobre una antorcha aprovechando el reflejo de los rayos solares sobre un espejo curvo situado en la antigua ciudad de Olimpia.

Un grupo de mujeres vestidas con trajes tradicionales llevan a cabo la ceremonia, y tras encender la antorcha se la entregan al primer corredor. El recorrido es muy largo y atraviesa varios países hasta llegar a la ciudad organizadora.

La antorcha llega hasta el estadio olímpico y recorre la pista de atletismo para ser entregada al último relevista que se encarga de prender con ella el pebetero, el cual se mantiene encendido hasta el final de los juegos.

En la ceremonia de clausura se apaga el fuego, dando así por finalizados los Juegos Olímpicos.

Las medallas Olímpicas significado, historia y origen

Las medallas Olímpicas significado, historia y origenEn los Juegos Olímpicos trata de recompensarse el esfuerzo realizado por los competidores premiando a los vencedores con una ceremonia de entrega de medallas olímpicas, que enriquece la simbología y la liturgia del espíritu olímpico en el intento de mantener una competición con carácter amateur.

Ceremonial de entrega de medallas

El ceremonial de entrega de medallas olímpicas se realiza inmediatamente después de la prueba y en el mismo sitio. Aquí se premia al ganador de cada prueba con una medalla de plata dorada, al segundo clasificado con una de plata y al tercero con una de bronce.

Esta tradición se mantiene así desde los Juegos Olímpicos de Sant Louis 1904, ya que en las primeras ediciones de los juegos de la era moderna (Atenas 1896 y Paris 1900) tan sólo se premiaban al ganador con una medalla de plata y una corona de olivo, así como al segundo con una medalla de oro y una corona de laurel.

En la actualidad, estas medallas vienen acompañadas de unos diplomas olímpicos que se entregan a los ocho primeros clasificados de cada competición, pero en cualquier caso a todos los participantes se les hace entrega de una insignia conmemorativa de los juegos.

Diseños de las medallas olímpicas

Los diseños de las medallas y diplomas se presentan por el COJO (Comité Organizador de los Juegos Olímpicos) al COI para obtener su aprobación. Las medallas van adornadas con la inscripción del deporte y la prueba de la que se trate, y van unidas a una cadena o cinta para poder colgarse del cuello. Tienen un diámetro de 6 cm y un espesor de 0,3 cm.

Ceremonia de entrega de medallas olímpicas

Las medallas olímpicas son entregadas por el presidente del COI o por un miembro designado por él, que está acompañado por el presidente de la federación internacional del deporte en cuestión.

Para recoger las medallas olímpicas los deportistas vestidos con ropa deportiva o con su uniforme oficial, se suben a un podium situado frente a la tribuna de honor, que diferencia la posición obtenida en la prueba con distintas alturas. Así el ganador se coloca en el centro, el segundo a la derecha y el tercero a la izquierda. El podium de tres niveles se utilizó por primera vez en los Juegos de Invierno de Lake Placid 1932.

En la ceremonia los tres primeros clasificados primero se sitúan frente al podium y se van subiendo sucesivamente a éste según se van anunciado sus nombres para recibir la medalla y las felicitaciones de manos de las personas antes mencionadas.

El último en recibir su galardón sería el ganador y tras elevarse las banderas de las respectivas delegaciones nacionales ordenadas de la misma forma que en el podium se toca abreviadamente el himno del vencedor, mientras los laureados miran hacia las banderas.

En los casos en los que varios deportistas comparten un mismo lugar en el podium por haber alcanzado una igualdad absoluta en la competición, cada uno de ellos tiene derecho a su medalla y diploma.

También en las pruebas en las que varios deportistas intervienen para la consecución de la medalla (deportes de equipos, carreras de relevos, etc), todos ellos tendrán derecho a su propia medalla olímpica y diploma, aunque sólo hayan participado en alguna fase clasificatoria.

Pierden derecho a su medalla las delegaciones que se retiran de los juegos y los deportistas descalificados que tendrán que devolverla.


Compártelo con tus amigos

Más artículos interesantes