Movilidad de hombros: Circunducción de brazos sujetando una toalla

Con el siguiente ejercicio vamos a desarrollar la movilidad de los hombros y escápulas con ayuda de una toalla o un palo.

Este tipo de movimientos son muy útiles para liberar las tensiones de la parte alta de la espalda y para mejorar el rendimiento del hombro en movimientos amplios.

Por eso va a ser de gran utilidad en el entrenamiento de la natación y del lanzamiento de jabalina, balón medicinal, etc, porque son actividades que fuerzan ampliamente el recorrido articular de hombros y escápulas.

Este trabajo se puede realizar sentado o de pie. Con los brazos estirados sujeto la toalla o el palo con las palmas de las manos mirando hacia atrás. En principio nos interesa que las manos se sujeten con una separación mayor que la línea de los hombros para no forzar excesivamente la articulación del hombro.

Desde esta posición vamos a elevar los brazos extendidos por encima de la cabeza para descenderlos por detrás de la espalda sin alterar en ningún momento la separación de las manos.

Al descender los brazos por atrás notaremos una gran movilización de las escápulas para garantizar el movimiento.

Según repetimos el movimiento y nos adaptamos a él podemos aproximar las manos para forzar más el trabajo de la articulación del hombro y escápulas siempre que no alteremos la posición de las costillas.

En este sentido, es muy importante fijar los abdominales al hacer el movimiento para no intentar compensar la falta de movilidad de las escápulas con un desplazamiento de las costillas hacia delante porque podemos dañar la zona lumbar.

Compártelo con tus amigos


  • es re chevre tener un sitio como
    este para hacer las tareas