La respiración: La acción del diafragma

La inspiración máxima se consigue al combinar 2 movimientos diferentes: La inspiración abdominal que viene producida por el trabajo del diafragma, y la inspiración a nivel de las costillas.

¿Cómo inspiramos?

1. La inspiración abdominal

El diafragma es un músculo interno, que separa la base de la caja torácica de las vísceras del aparato digestivo. Se convierte en la base de los pulmones donde estos se apoyan y cierra totalmente la caja torácica, cubriendo las vísceras por arriba.

Es el principal músculo respiratorio, y su función se percibe visiblemente por la movilización del vientre, por eso la respiración en la que interviene el diafragma se llama también respiración abdominal.

Su trabajo afecta sobre todo a la inspiración en respiraciones relajadas, corrientes.

El diafragma puede trabajar de 2 maneras diferentes en el proceso respiratorio:

– Tracción: el diafragma tira de los pulmones hacia abajo alargándolos. Esto crea un vacío en los pulmones y con ello una presión negativa, que provoca la succión de aire del exterior para compensarlo (inspiración).

Esta expansión torácica hacia abajo, presiona a la masa abdominal que es blanda y se deforma hacia delante, produciendo abombamiento abdominal.

Controlando la contracción del abdomen podemos diferenciar la zona que se abomba y con ello la distribución del aire por las distintas zonas del pulmón.

Se puede desplazar hacia los lados, o hacia atrás si se fija toda la pared abdominal (respiración diafragmática posterior).

Mecanismo respiratorio del asa de cuboLa expansión es más profunda si fijamos el abdomen por delante y por detrás, llegando hasta el periné (el periné es la zona localizada en la base del tronco separando la parte anterior de la posterior entre las piernas)

Sus mayores ventajas son la gran ventilación que produce con poco esfuerzo, y el masaje que ejerce en las vísceras abdominales, estimulando el movimiento digestivo y la circulación sanguínea.

A parte relaja la parte superior del tronco y hombros, con lo que se reduce el estrés nervioso.

Si sólo espiramos con el diafragma reducimos nuestra capacidad respiratoria, porque puede bloquearse la caja torácica en posición espiratoria por poca movilización y con ello sólo se ventila la parte inferior de los pulmones.

2. La inspiración a nivel del tórax

Para inspirar “hinchando el pecho”, primero se tiene que producir una fijación o bloqueo del diafragma para poder mover las costillas.

Se fija el diafragma porque la masa abdominal no se puede deformar más en altura, por lo que el diafragma se de deforma a lo ancho elevando las costillas.

La caja torácica crece al elevarse las costillas, y con ello permite expandir el pulmón para absorber aire.

Esta expansión se produce por los lados y por delante por 2 movimientos que permiten las costillas.

– Asa de cubo: Las costillas se mueven al elevarse como el asa de un cubo, lo que las separa lateralmente. Con esta elevación deja de hincharse el vientre.

– Mango de bomba: De atrás adelante, para las elevaciones del esternón por delante.

Otros músculos inspiratorios

Mecanismo respiratorio del mango de bombaLos músculos que intervienen en esta expansión del tórax se llaman músculos inspiratorios. Estos músculos pueden trabajar independientemente, por lo que las costillas se pueden movilizar de maneras muy variadas.

Los músculos relacionan a la caja torácica con diversas partes del cuerpo:

– Músculos intercostales con las fibras orientadas hacia arriba.

– Músculos que elevan las costillas en relación al cuello y el cráneo. Aquí tenemos los escalenos y el esternocleidomastoideo.

– Pectorales, dorsales y serratos son músculos cuya función principal es la de movilizar la escápula y los brazos en diversas direcciones, pero también ayudan al movimiento de las costillas.

Es muy importante trabajar el movimiento de las costillas para que no se atrofien los músculos costales, lo que limitaría la capacidad de expandir el pecho al máximo.

La movilización de las costillas permite alcanzar la máxima amplitud respiratoria y la activación del organismo.

No es muy útil para llenar mucho los pulmones y requiere un gran esfuerzo muscular.

Si se abusa de ella el tórax tiende a ponerse rígido y se limita el trabajo del diafragma, a parte de estresar bastante.

El movimiento respiratorio completo combina estos 2 mecanismos, produciendo primero el abombamiento abdominal para finalizar con la separación de las costillas.

Compártelo con tus amigos


  • liz

    gracias x su comentario

  • gracias * esta pajina me salvaron la vida pero porque no mas cosas

  • GUILLERMO ANDREE FERNANDEZ CRU

    nose
    esto ES genial