*/?>

La postura sentada: Importancia de los gestos cotidianos y sus aspectos generales

La vida urbana se caracteriza por un alto estrés nervioso y por una falta de movimiento y actividad física que atrofia nuestras capacidades motrices.

La falta de condición física hace que la musculatura postural se debilite y se tensione, afectando a nuestra columna vertebral, y en consecuencia a nuestra capacidad de movernos, lo que deteriora nuestra calidad de vida.

Por otro lado, en nuestra vida cotidiana nos desenvolvemos con un número muy reducido de gestos: andar, sentarse, tumbarse, levantar pesos, subir escaleras … son los gestos con los que solucionamos la práctica totalidad de nuestros problemas cotidianos.

Si estos gestos los realizamos de una manera adecuada, haremos nuestra vida más fácil, práctica y cómoda.

Por otro lado, si estos gestos se desarrollan de una manera deficiente, no sólo estaremos más cansados y molestos, sino que contribuiremos a potenciar problemas posturales y articulares, así como lesiones de columna.

Es muy importante para el cuidado de nuestra salud que aprendamos a movernos con eficacia, incluyendo el aprendizaje correcto de todos estos gestos, para prevenir lesiones.

Vamos a iniciar un análisis de estas actividades, buscando las fórmulas que consideramos más apropiadas para realizar estos movimientos y posturas.

Con el conocimiento de cómo realizarlas, y poniendo un poco de atención, podemos incorporar estas pautas correctivas al día a día.

En un plazo medio de tiempo se pueden percibir los beneficios: menos cansancio, menos tensión, menos dolores, más fluidez, más ganas de hacer cosas y una vida más cómoda y alegre.

Aspectos generales

Postura arrodillado sentado sobre los talonesLa posición de sentado es una postura que se utiliza mucho a lo largo del día, especialmente entre personas que trabajan en oficinas.La

Sentados tenemos más estabilidad que estando de pie. El equilibrio en términos generales depende de la relación existente entre la base y la altura.

Si estamos sentados aumentamos la base porque ofrecemos más superficie de apoyo al suelo y por otro lado, tenemos menos estatura que de pie, de ahí que nuestro equilibrio y estabilidad sea mayor.

Al existir más apoyo y tener más estabilidad, se produce menos gasto energético en mantener la postura, de ahí que la consideremos como una postura de descanso y tendamos a relajarnos en ella.

Sin embargo, relajarse excesivamente al sentarnos puede producirnos problemas de postura y lesiones de columna porque la postura sentada es antinatural.

La columna vertebral en su intento de mantener la estabilidad de la postura, necesita variar el trabajo muscular, y la posición en la que soporta el peso del cuerpo.

Se fuerza la posición de la cadera y de la columna vertebral, al querer formar el ángulo recto que se necesita entre las piernas y el tronco, y al descargar el peso del cuerpo hacia el apoyo, aumenta la presión de los discos en la zona lumbar.

Si queremos analizar la mejor manera de sentarnos, tenemos que estudiar los factores que intervienen en:

– El apoyo

– La posición de la columna vertebral.

Compártelo con tus amigos


  • gracias por hacerme la tarea