El potasio: Funciones como electrólito

Compártelo con tus amigos

El potasio es uno de los minerales que el cuerpo humano utiliza para regular el adecuado desempeño de sus funciones. Se simboliza con la letra k, en relación al término latino “kalium”, con el que también se conoce a este mineral en el entorno científico.

Este mineral de tipo alcalino pertenece al grupo de los macrominerales, es decir aquellos que aparecen en el organismo en una cantidad superior a los 5 gramos, o cuya ingesta diaria tiene que ser mayor de los 0,1 gr al día, siendo en este sentido el tercero más abundante tras el calcio y el fósforo.

El potasio es responsable junto a otros dos minerales, el cloro y el sodio de la regulación de los niveles de agua en el organismo actuando como electrólito o catión. La presencia de una mayor concentración de potasio en el interior de la célula y de sodio en el exterior permite que por medio del fenómeno de la osmosis, se equilibre el nivel de agua en ambos lados de la membrana celular, lo que garantiza que la célula se mantenga hidratada.

Por medio de otro mecanismo, la bomba sodio-potasio, se produce un movimiento de sodio intracelular y de potasio del exterior al interior de la misma, lo que desencadena posteriores intercambios de agua, y cambios en el potencial eléctrico, esto último necesario para la producción de impulsos eléctricos en el sistema nervioso.

De esta manera el potasio se convierte en un elemento esencial en la transmisión del impulso nervioso y por extensión en la excitación de la musculatura, incluso la del miocardio.

Por medio de estos procesos, el potasio también colabora en el mantenimiento de un nivel razonable de acidez en el medio interno.


Compártelo con tus amigos

Más artículos interesantes


  • alexandra perez cero wiry

    eso esta muy bn