El pectoral mayor: El músculo del abrazo y sus funciones

El pectoral mayor es uno de los músculos más importantes del tren superior, con un papel esencial en la movilización del brazo respecto a la articulación del hombro.

A nivel general, el pectoral mayor es un músculo superficial, es decir no queda cubierto por ningún otro, y resulta muy fácil de distinguir a la vista cuando está bien desarrollado, porque le da al pecho un aspecto abultado y redondeado que aumenta el perímetro del tórax y refuerza así la imagen de fortaleza del individuo.

Está ubicado en la parte anterior del tronco, más concretamente en la mitad superior de la caja torácica, y sus fibras musculares surgen desde la línea del esternón y desde la clavícula para insertarse en los huesos húmeros de cada lado del cuerpo, convirtiendo al pectoral mayor en un músculo con forma de abanico cuyas fibras se extienden en varias direcciones debido a su ancho origen.

En este sentido, en el pectoral mayor existen dos secciones anatómicas, la que surge del esternón y la que se origina en la clavícula, aunque a nivel funcional se pueden diferenciar tres secciones o fascículos musculares, en función de la inclinación que adoptan sus fibras, lo que hace que cada fascículo genere acciones diferentes.

La función principal del pectoral mayor es la de adelantar el brazo cuando está elevado, lo cual puede realizar con gran potencia, de ahí que su concurso sea esencial en acciones de lanzamiento, natación, golpeos con raqueta, etc,

En general se puede decir que el pectoral mayor participa en aquellas situaciones en las que se trabaja con los brazos por delante del cuerpo, ya sea tratando de alcanzar o agarrar cosas, o de empujarlas y propulsarlas al frente, aunque también nos permite realizar gestos menos intensos, como dar un abrazo a alguien.

Continuaremos …

Compartenos ....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Más sobre Anatomía


  • raul

    genio