El volumen respiratorio (I): El volumen corriente

El volumen respiratorio (I): El volumen corriente

Creative Commons License photo credit: photos4uandme

El volumen de aire movilizado a través de la respiración va a variar en función de las necesidades del individuo en cada momento, las cuales van a depender del estado de actividad o reposo del individuo, entre otros factores (estados emocionales, etc).

En este sentido, en la capacidad respiratoria del ser humano se pueden distinguir una serie de volúmenes respiratorios, cada uno de los cuales registra la cantidad de aire que el individuo puede movilizar al inspirar o espirar, ya sea de una manera normal o forzada.

Así en la respiración humana se distinguen los siguientes volúmenes respiratorios:

Volumen corriente o tidal: Es el correspondiente a la respiración habitual, la que desarrollamos en estado de reposo o de actividad física muy moderada, por ejemplo al dar un paseo tranquilo.

Al ser el volumen propio de la respiración normal no se puede modificar de modo voluntario, sino que se ajusta automáticamente en función de las necesidades de oxígeno del organismo, de ahí que pueda variar sensiblemente con los cambios de postura, o al realizar movimientos simples (elevar un brazo para coger algo de una estantería)..

En este volumen la cantidad de aire movilizado ronda el medio litro en cada ciclo respiratorio, del cual tan sólo el 70% de dicho volumen (350 ml) va a  llegar a la zona de intercambio gaseoso (bronquiolos, conductos, sacos alveolares y alvéolos), mientras que el resto (150 ml aproximadamente) va a quedarse en las vías de conducción respiratorias (naríz, faringe, laringe, tráquea, bronquios, bronquiolos …), las que en conjunto configuran el espacio muerto anatómico, es decir el que no se puede aprovechar para captar oxígeno.

Puesto que un individuo adulto normal respira unas doce veces en cada minuto, el volumen medio de aire movilizado por minuto rondaría los seis litros.

Continuaremos …

Puntúa este artículo
GD Star Calificación
loading...
Comparte!
    El volumen respiratorio (I): El volumen corriente, 3.8 out of 5 based on 8 ratings

    Algunos artículos

    polea triceps y antebrazo

    El entrenamiento del bíceps (V): Relación con el antebrazo y con los extensores del brazo

    En el antebrazo se producen dos movimientos de rotación gracias al desplazamiento del cúbito y el radio entre sí: la pronación y la supinación.

    fuentes vit b12

    La vitamina B12 (II): ¿Cómo conseguirla?

    Esta vitamina sólo se encuentra en alimentos de origen animal y no aparece en vegetales, por eso se suele decir que las dietas vegetarianas pueden provocar carencias de esta vitamina. Leer más…

    Las flexiones de brazos (II): Los niveles de dificultad

    Las flexiones de brazos (II): Los niveles de dificultad

    La intensidad del ejercicio de flexiones de brazos se puede graduar modificando la posición del cuerpo y los puntos de apoyo.

    Los lípidos (III): Polímeros y ácidos grasos

    Los lípidos (III): Polímeros y ácidos grasos

    Los lípidos están constituidos por unas unidades más pequeñas, los ácidos grasos, los cuales aparecen cuando los lípidos son descompuestos por hidrólisis ácida o fermentación.